top of page

Pyongyang, el misil norcoreano de Braulio Gómez

Por Daniela Muñoz C.

Directora de Indice1.cl

Pyongyang en el Valparaíso Sporting

Pyongyang


La hípica es algo muy especial, nadie puede discutir eso. Hay cientos de historias emocionantes en torno a los caballos, especialmente los más "humildes", los del "pueblo", esos que corren cada semana en un Indice 1, entregando toda su fuerza y pasión por darle la alegría a un propietario que sueña con sacarse la foto ganadora. Algo parecido ocurre con el noble y bello "Pyongyang", quien ha pasado por muchos altibajos, pero ha demostrado en la pista ser un verdadero guerrero. Bajo la preparación de don Braulio Gómez y los cuidados de todo su equipo, han logrado convivir con todas sus lesiones y destacar entre muchos ejemplares.


Lo que comenzó como una visita al criadero se convirtió en una sociedad que cambiaría el rumbo de este hermoso macho mulato (Sí, aunque raro al ver las fotos). Braulio Gómez y Manuel Díaz, dueño del Stud Los Tablones, estaban en busca de un finasangre y este precioso caballo les robo el corazón de inmediato. Tras largas conversaciones con el criador, terminaron asociándose entre todos. Finalmente, la mitad quedó en manos del Haras Las Araucarias, la otra parte de Manuel Díaz de Los Tablones, mientras que Gómez se hizo cargo de la mantención. Este fue solo el comienzo de una linda historia.


“Es un caballo super bonito desde potrillo, a mí me gustó por quien era su madre: Mamucha, que tuvo una figuración clásica en el Club Hípico de Santiago, quien llegó tercera en Las Oaks. El problema era el padrillo, Pyrus, que no había dado nada bueno hasta el momento. Y empezamos a trabajar con él, lo amansamos, hasta que empezó a mostrar que andaba bien”, confesó su preparador.


Con mucha paciencia y dedicación, Braulio y su equipo trabajaron arduamente con Pyongyang, tras un debut complicado, en donde llegó quinto, siguió corriendo con algo de mala fortuna, ya que algunos problemas en el partidor lo hicieron llegar séptimo. Pese a eso, el caballo logró salir de perdedor en la última reunión para los dos años, pero las lesiones se interpusieron en su camino hacia los selectivos, ya que desde el principio tuvo que lidiar con problemas en el tendón y una piel delicada.

Pyongyang y Braulio Gómez

Pyongyang y Braulio Gómez

Luego de un tiempo de descanso para poder tomar su tratamiento, Pyongyang reapareció para el inicio de la Triple Corona Local del Valparaíso Sporting, ganando inmediatamente el Bartolomé Puiggros, pero nuevamente la mala suerte recayó en su equipo, porque la lesión al tendón persistió y no pudo continuar su camino en las siguientes etapas.


La vida de Pyongyang, casi cambia totalmente, cuando uno de sus propietarios fue víctima de un gran asalto, lo que lo llevó a no querer seguir en la sociedad. A pesar de ser llevado a remate, le dieron la oportunidad a su preparador Braulio Gómez de defenderlo y quedarse totalmente con la propiedad.


En ese tiempo había un sistema en que el Sporting nos prestaba dinero para comprar caballos y en vista de lo que tenía era medio obvio que me tenía que quedar con él”, declaró Gómez.


La misión no era fácil con el regalón. Recuperarlo de sus lesiones parecía una utopía, pero eso no fue un impedimento para Braulio y su hijo Cristóbal, quienes no dudaron ni un momento en apostar por el caballo. “Nosotros tenemos una habilidad en mejorar tendones, de repente un poquito en contra de las reglas normales de los veterinarios, pero hemos logrado tener buenos resultados y de hecho Pyongyang ha demostrado que, a pesar de todas sus lesiones, es un caballo super útil y decidimos seguir para darle la oportunidad”, agregó su preparador.


Luego de 1 año de inactividad, llegó el momento de la reaparecida y este "misil norcoreano" no falló. Ganó, luego figuró, después tuvo otra victoria y no se sintió del tendón. Pero a medida que pasa el tiempo aparecen nuevas dolencias que lo afectaron una vez más. Llegando el invierno, su equipo decidió que volviera a parar y así poder controlar sus daños, gracias a la dedicación de los veterinarios Nicolás Pienovi y Raúl Cabello, el caballo se mantiene en perfectas condiciones en la actualidad.


Lo estuvimos monitoreando constantemente cada un mes o cada mes y medio, haciéndole ecografía a los dos tendones y gracias a Dios las lesiones antiguas se han mantenido y no han avanzado, el caballo en estos momentos está en perfectas condiciones, está caminando y debería comenzar a galopar, lo guardamos en el invierno para evitar las canchas malas”, confesó el preparador.


La esperanza de Braulio es que Pyongyang reaparezca en buena forma, gane una vez más y luego se retire de las pistas para evitar riesgos innecesarios. “Es el regalón de todos, él que viene al corral se enamora de Pyongyang, estoy muy agradecido de él, ahora el caballo reaparece en buenas condiciones y si gana, inmediatamente deja de correr y voy a inscribirlo como potro para pegarnos el saltito y darle una nueva oportunidad”, reveló muy emocionado Gómez.


Finalmente, Pyongyang está a la espera de su futuro. Un caballo que tiene más que merecido un reconocimiento, ya que más allá de que solo ganó un clásico, ha dejado su huella en todos quienes lo conocen y lo han visto correr.


Una vez más comprobamos que los finasangres más luchadores son los que dejan una huella para siempre en la pista y que la verdadera grandeza no solo se mide en cantidad de victorias, Pyongyang busca escribir un capítulo más en su historia y si todo sale bien en unos años estaremos viendo en los hipódromos del país el legado de este noble ejemplar que homenajea a la capital de Corea del Norte.

Pyongyang junto a su preparador

Pyongyang junto a su preparador


255 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page