Anahola: La reina de Viña del Mar

La mayoría de los libros de la hípica suelen reservar su espacio para los grandes ganadores de clásicos Grupo I, II y III. Para cualquier persona alejada a este mundo eso debería ser lo normal, pero no siempre es así...



Una de las que llamó a quebrar esa idea fue Anahola, ejemplar que debutó en las pistas del Valparaíso Sporting el 1 de junio del 2011, en una prueba condicional para Machos y Hembras de 2 años no ganadores (mh2a), en pista de pasto y distancia de 1000 metros.


Es importante señalar esto, ya que fue el debut de una leyenda de la hípica nacional. Con la conducción de Sergio Reyes y bajo la preparación de Sergio Inda Montano, la representante del Stud Los Tilos (en ese entonces) remató en un cuarto lugar que nadie esperaba, ya que venía de 6 pobres actuaciones en los hipódromos de la capital.




Luego de dos meses la hija de Milt’sOverture y Doha, logró su primer triunfo en las pistas de Viña del Mar al superar por 2 cuerpos y medio a WineLover, respondiendo al favoritismo del público, pagando 2.20 pesos a ganador.


La yegua pasó por variados índices, donde obtuvo victorias y derrotas. Incluso llegó a correr el clásico “Alex Varela Caballero”, donde terminó última.



Por eso, la mejor decisión que se pudo tomar con Anahola fue devolverla poco a poco a los Índices 1, donde demostraba toda su pasión en las pistas del Sporting.


A lo largo de toda su campaña logró la estratosférica suma de 53 carreras ganadas en 424 presentaciones en la pista de competencias, sumando un total de $72.869.500 millones de pesos en premios, algo que es un récord mundial a la fecha, ya que no se tiene registro de un ejemplar tan ganador como lo es esta Hembra Alazana de 12 años en índices tan bajos.



Anahola es de esas yeguas que no puedes odiar y mirar con resentimiento, cuando uno la veía pasar por la Troya inspiraba confianza para jugarle a ganador. Ella se ganó el cariño de la afición viñamarina, todos la disfrutamos viéndola correr y hacer del Valparaíso Sporting su hogar.


Es por eso que fue bautizada como “La Reina de Viña”, ya que sus salidas a la pista eran un deleite para los hípicos, en donde todos y todas esperábamos que la "mañosa" terminará la carrera sana y salva para poder volver a verla una semana más.


Anahola ya dio un paso al costado en la hípica. Se retiró a lo grande con un hermoso homenaje en la pista del Valparaíso Sporting.


La "Reina de Viña" se ganó su merecido descanso en el campo, dejándonos siempre en la memoria sus carreras a puro corazón, corriendo como si tuviera 2 años.


Tal vez no ganó ninguna prueba clásica, ni se hizo un nombre entre los destacados de su generación 2008, pero sin duda nadie podrá poner en entredicho que en unos años más se contará la “Leyenda de Anahola: La reina de Viña”, esa que batió un récord mundial y enamoró a toda una generación de hípicos en Avenida Los Castaños.



¿El Sporting debería crear el clásico "Anahola"?


Fotografías: Ricardo Ortega - Jaime Cortés. #Indice1


39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo