top of page

Clásico por el Día de la Mujer: ¿Un saludo a la bandera?

Actualizado: 30 mar 2023

Por Daniela Muñoz

@dani.indice1


Este miércoles 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, fecha que busca reconocer la lucha diaria de todas por la equidad de género, además de recordar a las 120 trabajadoras de una fábrica textil en Nueva York que, en 1857, murieron luego de marchar por los bajos salarios que recibían.


La hípica en los últimos años ha avanzado de manera significativa en temas de paridad, donde cada vez vemos más cuidadoras, preparadoras, jocketas e incluso tenemos mujeres en los directorios de los hipódromos.


Indice 1 es un medio enfocado en la hípica viñamarina, por eso este año nos quisimos preguntar: ¿Cómo ha avanzado el Valparaíso Sporting en el reconocimiento e inclusión de las mujeres? Hace varios años, el 8 de marzo suele coincidir con la jornada de carreras en Viña del Mar, instancia donde el recinto de la ciudad jardín decide homenajear a destacadas mujeres nacionales, como Gabriela Mistral, Elena Caffarena, Paula Jaraquemada, etc.


Sin embargo, acá nace un punto de reflexión. Aparte de este “tributo” junto al clásico “Día Internacional de la Mujer” nace la siguiente pregunta: ¿Por qué el Valparaíso Sporting no reconoce a las mujeres que trabajan en el propio recinto viñamarino? ¿No les parece mejor que ellas, las que están siempre ahí dando todo para que el recinto crezca, tengan su merecido homenaje llevando su nombre en cada competencia?


Es ahí cuando nos cuestionamos si el recinto de avenida Los Castaños hace una verdadera tarea por la equidad de género. ¿Basta que solo tengamos dos competencias en homenaje a quienes trabajan en la institución? Creemos que las mujeres de este emblemático espacio deportivo merecen algo más, y en vez de utilizar esta fecha como “un saludo a la bandera” se podría hacer algo más lindo con quienes trabajan ahí.


Las interrogantes antes mencionadas parecen preguntas difíciles, pero tienen respuestas muy fáciles. Los premios de la jornada de carreras del 8M deberían reconocer a las esforzadas mujeres que trabajan en los corrales del Valparaíso Sporting como Julia Belzú, Sofia Vega, Linda Geldres, Bernardita Sánchez, además de las que trabajan en cada jornada de carreras como Mariella Gaudio, cajera del sector de socios que siempre tiene una sonrisa y una solución para todos los que pasan por su caja; sumaría a las chicas de los restaurantes o a Maritza Álvarez, la “tía” que se encarga de tener impecable todos los rincones del recinto viñamarino, entre muchas más.


Díganme, ¿de qué sirve reconocer a mujeres ajenas a la hípica? ¿Tanto cuesta valorar el trabajo de las trabajadoras en un día tan importante? Las mujeres están cansadas de palabras vacías y de buena educación, hagamos un cambio real. No creo que sea tan difícil que el directorio del Sporting le cueste reconocer a la gente que trabaja invisibilizada durante todo el año. No suena complejo cambiar el nombre de los premios para generar un cambio, aunque sea por una jornada.


El clásico por el Día Internacional de la Mujer es solo un “saludo a la bandera”, porque además no corre ninguna jocketa en la jornada. Sí, sabemos que en nuestro país no tenemos muchas representantes, a diferencia de países como Uruguay o Argentina que incluso tienen carreras solo de féminas en sus programas.


¿Cómo hacemos un clásico conmemorativo de las mujeres sin ninguna de ellas presente? Suena hasta cómico, pero es preocupante, no necesitamos más “saludos morales”. Solo se pide un reconocimiento real y sincero. De todas formas, se agradece que todos los años reconozcan la labor de Lesly González, quien tiene asegurado su reconocimiento en este día, ojalá pasará lo mismo con Anita Aedo y Cathrine Weilby.


Esta columna busca ser una crítica constructiva para avanzar en estos temas. Ser mujer no es fácil, menos en una actividad que siempre ha sido liderada por hombres. Es tan importante que, en el día de la visibilización de la lucha femenina, instituciones como el Valparaíso Sporting no se queden en saludos a mujeres ajenas al recinto, sino que se comprometan y reconozcan todo lo que aportan sus trabajadoras.


Esperamos que la próxima vez que el 8M coincida con una jornada de carreras del recinto viñamarino hagan el esfuerzo -que no es mucho- y hagan algo tan simple como cambiar el nombre de los premios, para que recordemos a las mujeres que le ponen el hombro a esta actividad y así aportar, aunque sea con un granito de arena a la inclusión y la equidad.-


145 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page