Rodrigo, bienvenido a casa

El veterano jockey regresó a lo grande en el Valparaíso Sporting.


La hípica es un deporte que tiene la capacidad de hacerte pasar por todos los estados de ánimos posibles: alegrías, tristezas, compañerismo, lealtad y la posibilidad de tener segundas oportunidades. Y vaya que es difícil en la vida tener una nueva chance para demostrarle al mundo lo bueno que eres en lo que haces.



Bajo ese prólogo queremos iniciar este relato dedicado al jinete Rodrigo Lizama quien debió dar la vuelta larga para volver al sitial de los mejores. El magallánico, con más de 1.800 carreras ganadas en su historial debió soportar grandes procesos internos que lo destrozaron, lo hicieron perder la confianza en sí mismo; tocó fondo, pero no se quedó ahí.



Tal como buen boxeador no bajó los brazos, porque a pesar de los duros golpes que te da la vida lo importante es saber ponerse de pie y seguir luchando hasta que suene la campana. ¿Si no crees en ti mismo de qué servirá tanto esfuerzo?


El propio Rodrigo lo dijo, tuvo que convivir con crisis de pánico, ansiedad, subir de peso, noches sin dormir; un callejón oscuro que no tenía salida, pero que nuestro jockey supo sortear con éxito.



Y el camino para su regreso fue lento, pero lleno de fe y confianza en que podría ser el de antes. Empezó desde cero en la cuna de los grandes: Mediocamino. El recinto penquista le dio la oportunidad de volver a entrenar, correr y lograr sus primeros triunfos. Sin embargo, Lizama siempre ha estado para las ligas mayores. Su sueño era volver a los hipódromos centrales y sentir que ganó en la carrera más importante de todas: la lucha consigo mismo, con su confianza y con todos los males que casi le ponen fin a su gran trayectoria



Te puede interesar:


Y llegó el gran día, ya que el pasado miércoles Rodrigo Lizama logró conquistar tal vez uno de los triunfos más emotivos de toda su carrera. Junto a Hayabusa se llevaron el clásico “Cerro La Cruz” en el Valparaíso Sporting; con 62 kilos, demostrando que ni el peso, la depresión, la ansiedad o las crisis de pánico van a volver a doblegar a uno de los jockeys más importantes dentro del turf nacional.


Felicidades, Rodrigo… y bienvenido a casa.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo